LA CARIES DENTAL

 

La caries dental es una: Enfermedad infecciosa (producida por bacterias)

Afecta a los tejidos duros del diente (esmalte, dentina, cemento)

Es azúcar dependiente

El ácido generado como un producto del metabolismo de los carbohidratos por la placa bacteriana produce un descenso del ph en la superficie del diente. El resultado es la disolución del componente orgánico y la desmineralización del componente inorgánico de los tejidos duros del diente.

 

La Placa Bacteriana

Es un sistema ecológico formado por una comunidad bacteriana, rica en microorganismo anaerobios y aerobios, que se desarrolla sobre las superficies dentales con nula o escasa limpieza.

Este depósito bacteriano se puede hacer visible mediante pastillas reveladoras de placa bacteriana.

Desmineralización y remineralización en la caries

Actualmente sabemos que en una boca se produce un ciclo continuo de desmineralización y remineralización en la superficie del diente, por lo que podemos considerar a la caries como un proceso dinámico.

Si la acidez en la superficie de un diente se sitúa por debajo del ph 5.5, se producirá una liberación de iónes calcio y fosfato, que serán englobados en la saliva.

Pero ya que la saliva es una solución saturada de estos iones, existe la posibilidad de que estos vuelvan a la superfiie del diente. Si el ph de la saliva sube por encima de los 5.5, toda lesión que sólo afecte a esmalte podrá remineralizarse y "cicatrizar".

Si este equilíbrio se rompiese en favor de la desmineralización (debido a periodos prolongados de acidez) se acabaría produciendo una cavidad en el diente, siendo necesario un tratamiento restaurador (eliminación de la caries y recuperación del tejido perdido mediante un material restaurador).

 

Localización de las caries.

Distinguimos tres tipos de localizaciones en el diente:

Caries de puntos, fosas o fisuras

Caries de superficies proximales

Caries de superficies lisas

También podemos clasificar la caries en función del tejido afectado:

Caries del esmalte

Caries de la dentina

Caries del cemento

 

Causas de aparición de caries en el diente

La caries dental es una enfermedad infecciosa en la que se ha demostrado la implicación de bacterias (Estreptococo mutans, actinomices, lactobacilo...) en su desarrollo.

 

Factores involucrados en el desarrollo de la caries:

-Bacterias (placa bacteriana)

-Diente :

Morfología/forma

Composición

-Factor genético/hereditario

-Dieta (consumo de azúcares)

-Tiempo

Todos ellos imprescindibles para su aparición.

La producción de ácidos y la caries

Los hidratos de carbono ingeridos en nuestra dieta (ej. azúcar, chocolate, bebidas) son metabolizados en la cavidad oral por las bacterias. El resultado de este proceso genera ácidos que atacan la superficie del diente.

 

La función defensiva de la saliva

La saliva actúa como un antiácido intraoral dedido a su ph alcalino y su capacidad tampón.

Propiedades adicionales de la saliva:

Reduce la acumulación de placa bacteriana y favorece la limpieza de restos de comida.

Actúa como un reservorio de iones de calcio, fosfato y flúor favoreciendo la remineralización del diente.

Tiene una acción antibacteriana debido a las inmunoglobulinas (IgA) y enzimas (lisozima, lactoperoxidasa) que contiene.

Durante la noche cuando dormimos disminuye el flujo de saliva, quedando los dientes más desprotejidos contra la caries. Por ello es fundamental el cepillarse correctamente los dientes antes de acostarse.

La caries dental duele?

La caries es una enfermedad en la que la aparición de dolor nos indica una grado avanzado de la enfermedad. Un diagnóstico precoz evitará llegar a esta situación y permitirá un tratamiento mínimamente invasivo del diente.

La caries de esmalte es totalmente indolora ya que el esmalte no tiene terminaciones nerviosas.

La dentina sin embargo es un tejido sensible, en la que las caries incipientes se puede manifestar con ligeras molestias a estímulos térmicos y

a la ingesta de azúcares.

Cuando existe un dolor espontáneo o un dolor fuerte a cambios de temperatura solemos encontrarnos ante caries profundas de dentina, que han producido una pulpitis y que en muchos casos precisarán de un tratamiento de endodoncia.

La prevención de la caries dental

Tres son los pilares fundamentales en los que se basa la prevención de la caries dental:

Protección del diente

Reducción de la presencia del sustrato (alimento) para las bacterias

Eliminación de la placa bacteriana por medios físicos o químicos

En la práctica esto se traduce en:

Control de la dieta (reducción de azúcares)

Aplicación de flúor (geles/pastas de dientes)

Sellado de fisuras

Cepillado de dientes y uso de seda dental.